Buenas costumbres con tu colchón

¿Sabías que tu colchón requiere cuidados? A la hora de centrarse en los colchones es importante que le dediques un tiempo a darle el cuidado a esa superficie acolchada donde descansas un tercio de tu existencia.


Para asegurarte todos los días el mejor descanso, sigue estos consejos que te damos sobre las mejores buenas costumbres con tu colchón.

Deja que tu colchón se enfríe

Si haces tu cama todos los días apenas te levantas del colchón, como si estuvieras en la academia militar, es hora de que cambies este hábito.
Con el calor corporal, los colchones y las sábanas mantienen una temperatura y humedad más alta. Si armas la cama con la cobija y todo, no dejas que tu colchón se ventile adecuadamente.
Los expertos en cuidados de colchones recomiendan una ventilación de 15 a 20 minutos antes de arreglar la cama. Levanta suavemente las fundas, sacude las sábanas y almohadas, extiende la ropa de cama. Con esto eliminas el calor, polvo y escamas de tu piel que han caído durante la noche. Después de que se enfríe, arma la cama.

¿Manchas? Usa productos adecuados

Si usas limpiadores especiales para muebles, jabones suaves para lavar tus zapatillas deportivas y suavizantes para tu ropa, ¿por qué no hacer lo mismo con tus colchones?
Usa solo productos indicados, como líquidos y espumas, para remover las manchas e higienizarlos periódicamente. Al centrarse en los colchones, estos productos no dañarán su suave tejido.
No uses tu cama como mesa de planchar y ten cuidado de no derramar líquidos sobre ella. Como protección adicional puedes colocarle un protector para evitar que se manche accidentalmente.

Gira y aspira tu colchón regularmente

Los colchones sufren deterioro, se desgastan por el peso de nuestro cuerpo y tienen fecha de vencimiento. Es recomendable rotarlos o voltearlos cada 3 a 6 meses, para que no se hundan en unas partes más que en otras.
Verifica que la base del colchón que compraste sea la adecuada y no lo deforme. Sigue las recomendaciones del fabricante, la tienda y cambia tus colchones apenas sospeches que están interfiriendo con tu descanso.

Una vez al año, aspira tus colchones con filtros antiácaros. En el Instituto Pasteur advierten que el aspirado, cambio semanal de sábanas y lavado de la ropa de cama a 40-60 grados reduce la multiplicación de los ácaros, causantes de muchas alergias.


Siguiendo estas pautas sencillas conciliarás mejor tu sueño y cuidarás tu colchón.