En Dulce Cama tu tienda Flex estamos comprometidos con la mejora del descanso y la salud y es por ello que distribuimos los mejores colchones flex innovadores y de gran calidad para que nuestros clientes obtengan el mejor sueño posible en ellos.

Existen tres principales materiales con los que se fabrican los colchones flex: muelles, látex y viscoelásticos. Cada material proporciona unas ventajas y posee unas características propias que se adapten a las necesidades de cada persona.

En este artículo vamos a centrarnos únicamente en los colchones flex con tecnología viscoelástica, explicando qué es y qué ventajas posee.

 

¿Qué es el viscoelástico?

El viscoelástico es un tipo de material que fue desarrollado por expertos de la NASA con unas propiedades innovadoras para aliviar la presión de los tejidos sobre los cuerpos. Este material de célula abierta es sensible a la temperatura corporal, por lo que se amolda perfectamente a nuestro cuerpo.

 

¿Qué ventajas posee el viscoelástico?

El material viscoelástico dentro del sector del descanso es uno de los que mejores prestaciones ofrecen para obtener un mayor sueño en los colchones flex que introduzcan esta tecnología, y es por eso que los colchones flex viscoelásticos son unos de los más recomendados para un descanso saludable.

Otra de sus innumerables ventajas es la adaptabilidad total al cuerpo de las personas reaccionando con la temperatura corporal. A mayor temperatura, el material se vuelve más flexible y a menos temperatura el material vuelve a estar más firme, por tanto, ofrece un descanso único gracias a los elementos que componen este colchón.

Los colchones flex viscoelásticos reducen también la presión, lo que afecta directamente a la mejora de la circulación sanguínea, reducen los cambios de posición mientras se duerme, repercutiendo directamente en la calidad del sueño.

Destacamos también otra serie de ventajas de los colchones flex viscoelásticos como:

- Mayor confort, gracias a la sensación de ingravidez que aportan.

- Mantienen la temperatura ideal para dormir.

Mayor durabilidad que otro tipo de colchones.

Más higiénicos, puesto que son más resistentes a los ácaros y, por tanto, más beneficiosos      para personas alérgicas.

Idóneos para personas con estrés gracias a su adaptabilidad.

Mayor comodidad al dormir en pareja, ya que la tecnología viscoelástica provoca que ambas partes de la cama se diferencien y no se noten los movimientos de la otra persona.

Mayor descanso a los músculos del cuerpo.