La importancia de escoger un buen colchón - Dulce Cama tu tienda Flex

Las horas de sueño son de las más importantes para el buen funcionamiento del organismo y para mantener un óptimo estado de salud, tanto físico como emocional. Sin embargo, existe una serie de factores que podrían incidir negativamente sobre el sueño y descanso. Entre esos, el ruido, los niveles de temperatura, la iluminación de la habitación, pero también el colchón sobre el cual reposas tu cuerpo.


Por eso, la elección del colchón sobre el cual dormirás es una decisión sumamente importante, ya que terminará afectando tu calidad de vida en general en un par de años.


¿Cómo afecta el colchón a tu salud?


Recuerda que durante las horas de sueño tu organismo se regenera, tus músculos aligeran tensión y tu espalda busca liberar toda la presión del día. Además, reposar sobre un buen colchón influye significativamente sobre el nivel de energía que tendrás a la mañana siguiente.
Por eso, escoger el colchón ideal es muy importante para la salud. Ya que la función reparadora del sueño se podría ver interrumpida si el cuerpo no está descansando sobre la superficie correcta.
Así que para evitar serios problemas en la espalda, ocasionados por un mal descanso o alguna postura errónea durante la noche, cuida muy bien el tipo de colchón sobre el que estás descansando ahora.


Aspectos a considerar a la hora de escoger un buen colchón


Entre tanta oferta disponible en el mercado, escoger un buen colchón se vuelve una tarea casi imposible de lograr. Sin embargo, procura fijarte en las características principales de cada tipo de colchón.
Por ejemplo, los colchones flex son perfectos para el descanso. Ya que están fabricados sobre material de muelles, látex y viscoelásticos. Estos aportan diferentes ventajas y poseen características propias que fácilmente pueden amoldarse a cada persona. Por ello, el material de fabricación es uno de los principales aspectos que debes tomar en cuenta.


Además, recuerda considerar estos factores:

Evalúa la firmeza del colchón:

Ni muy rígido ni muy blando. La idea es que te sientas totalmente cómodo cuando estés sobre él, así que presta atención a cómo se siente tu espalda.


Cuánto pesas:

Una persona pesada necesitará un colchón con mayor firmeza, mientras que una persona ligera necesitará un colchón con mayor flexibilidad.


En qué postura duermes:

Si duermes de lado, necesitarás un colchón con cierto nivel de flexibilidad a fin de que sientas comodidad al girar tu cuerpo. Ahora, si acostumbras a dormir boca arriba, un colchón con más firmeza es tu mejor opción.


En resumidas palabras, el tipo de colchón que escojas afectará tu salud a nivel general, es decir, física, emocional y espiritualmente. Una buena alternativa para asegurar un sueño reparador es escoger colchones flex. Ya que tienen la textura y flexibilidad adecuada para cada tipo de cuerpo.