Disfrutar de unas horas de descanso continuo, profundo e ininterrumpido no solo te ayuda a recargar las energías que necesitas para afrontar la rutina del día a día, también te ayuda a mejorar tu estado anímico, aspecto físico y a preservar una buena salud física y mental, es por esto por lo que debes asegurarte de que tus horas de sueño sean las mejores y de contar con todos los elementos que harán posible esto tales como un colchón flex cómodo que se adapte a tu cuerpo, un buen somier y una almohada cómoda.

Porqué dormir con almohada

Las almohadas son casi que imprescindibles a la hora de dormir y más allá de la costumbre de las personas, estas son necesarias para que la columna adopte una postura correcta según sea la posición en que duermas. Excepto algunos pocos casos, dormir con almohada es lo más recomendable para que tu cuello tenga un buen soporte y la columna una buena postura al quedar completamente recta y sin presiones, lo que no solo te evitará dolores de cuello, hombros y espalda, sino también previene molestias en la zona lumbar.

Cómo escoger la almohada ideal

Si bien es cierto que dormir con una almohada es beneficioso para tu salud, también es cierto que utilizar una almohada incorrecta puede causar igual o más daño que dormir sin una, es por esto por lo resulta tan importante escoger una buena almohada para tus horas de descanso. El factor fundamental que determinará tu elección será la posición en que acostumbras dormir.

A continuación te ofrecemos algunos consejos acerca de cómo escoger la almohada ideal según sea tu postura al dormir:

- Posición fetal:

Es la posición más común en que suelen dormir la mayoría de las personas y que causa una presión excesiva en la zona de caderas, hombros, cuello y que la cabeza repose a una altura contraindicada, esto provoca que la columna vertebral tenga un desvío además de dolores en la zona lumbar y cervical, para evitar esto debes dormir con una almohada entre tus piernas que nivele las caderas y escoger una almohada para el cuello de altura y firmeza media que brinde un buen soporte, como la Almohada Flex Wellness WBx Visco que en nuestra web se encuentra disponible.

-Boca arriba:

Si duermes en esta posición y tu colchón es firme, no necesitarás una almohada.



-Boca abajo:

Necesitarás una almohada muy fina y suave que no presiona ni incline el cuello, una excelente opción es la Almohada Flex Prima de nuestra tienda online.

Dormir con almohada ayuda a liberar tensiones musculares

Durante el día tu cuerpo suele acumular tensiones especialmente en el área del cuello, esto es debido a que allí se encuentran diversas articulaciones, músculos y ligamentos que lo convierten en una zona sensible, al finalizar el día es normal que sientas una sensación de pesadez en cuello y hombros, esto por la tensión muscular y nada mejor para aliviar esto que dormir con una buena almohada que de soporte a tu cuello y ayude a relajar tus músculos para liberar esa tensión muscular que tu rutina diaria suele causar.